viernes, 26 de septiembre de 2014

El Frente para la Victoria estrenó sede

Con la mira puesta en la unidad, el FpV Vicente López estrenó su sede partidaria en un local de la calle Paraná al 2800, donde confluyeron todas las líneas partidarias kirchenristas del peronismo y de partidos aliados, organizaciones sociales, concejales y representantes de sindicatos y la CGT Zona Norte. La consigna unánime fue: Cristina conduce.    
                                                            
Gustavo Matías
El kirchnerismo de Vicente López, encolumnado dentro del Frente para la Victoria, estrenó su sede partidaria en Olivos, en Paraná 2880, con una contundente muestra de unidad que reivindicó el liderazgo indiscutible (y único) de Cristina Fernández de Kirchner, la presidenta de la Nación.

Los oradores fueron, Gustavo Matías, referente de La Cámpora; la diputada nacional Diana Conti (FpV); Roberto Álvarez, del Partido Solidario; el edil local Joaquín Noya (Movimiento Evita en el FpV), el presidente del Partido Justicialista local, Lorenzo Beccaria;  y el joven Alejandro Solmesky, del Partido Comunista (PCCE).

El kirchnerismo unido con sede propia

Con fotos y dibujos el local mostraba la transversalidad nacional y latinoamericana kirchenrista. En una pared, al fondo, estaban pintados los rostros de El Che Guevara, Fidel Castro, Cristina y Néstor Kirchner. En un cuadro adelante, fotos y dibujos de próceres populares: José Martí, Belgrano, Artigas, Zapata, Yrigoyen, muchos más.

No estuvo el presidente de bloque del FpV local, Leonardo Rial, por un compromiso en San Juan, no obstante, mandó su adhesión. Malena Cholakian, de La Cámpora, y Walter Andrada, secretario de bloque del FpV, leyeron infinidad de adhesiones y oficiaron de maestros de ceremonia.

En su alocución Becaría afirmó que “el Partido Justicialista de Vicente López va a estar a disposición del Proyectos Nacional” y aclaró la adhesión “al proyecto de Cristina conducción”. Para Alvarez, la apertura “es la demostración de que se puede generar desde el colectivo una fuerza de transformación.”

Contì, en un encendido discurso, que generó aplausos de la militancia, evaluó la apertura del local como “fruto específico de la fuerza militantes entre viejos y jóvenes, entre distintos pensamientos que lo fuimos acomodando, comprendiendo que la fuerza de la unidad es la que nos va a dar poder”.

También estuvieron Julio Ceresa de Nuevo Encuentro; Alicia Soria del Frente Grande; Patricia Cuesta y Ramón Rojo de Proyecto Nacional; Roberto Javelier del PC; Justo Pereyra y Mario Niemal de la Casa de la Memoria Nono Lizaso; Aníbal Acerbo de Kolina, y Néstor Bachés del Centro Doctrinario Peronista, entre otros.

En diálogo con Prensa Libre, Gustavo Matías ponderó la unidad y señaló: “Aquí no hay lugar para pelear por las listas, somos fieles soldados del Proyecto Nacional y estaremos donde nos toque. Para nosotros empieza, no termina, un ciclo que va a requerir mucho esfuerzo y las organizaciones sociales tenemos que encontrarnos unidas.”

Sobre el trabajo político en la nueva sede explicó: “lo que hizo Néstor Kirchner, con la recuperación de la política, en la militancia y en la juventud, es devolverles la dignidad; los jóvenes hoy creemos en nosotros y vemos a nuestros enemigos en los enemigos de la patria, no en las doña del barrio que leen Clarín o La Nación”.

La nueva sede partidaria buscará la participación vecinal. Para el referente kirchnerista: “la batalla es cultural. Yo vivo en Vicente López hace 35 años, me crié jugando a la pelota en la calle, mis vecinos lavaban el auto en la puerta, otros tomaban mate en la vereda y era muy difícil que alguno se animara a robar porque estábamos organizados”.   

“Construir escuelas, crear puestos de trabajo, eso genera seguridad” indicó, y agregó: “La seguridad es colectiva, depende de la organización barrial y de los vecinos. No compremos el discurso del miedo de meternos adentro de las casas. Recuperemos la alegría popular, las plazas. Volvamos a encontrarnos los vecinos de Vicente López

Joaquín Noya consideró que el local permitirá “profundizar el despliegue territorial, la discusión con vecinos  y generar  espacios de participación”. Para el edil, lo que une a la diversidad kirchnerista “es la posibilidad de seguir transformando la Argentina; esto, y seguir pensando en una patria liberada, liman todas las diferencias”.

Julio Ceresa recordó que “cuando había unidades básicas, que acompañaban el proceso que transitaba el país, sean o no del color partidario, eran las referentes del barrio que llevaban el problema de la gente hacia la política partidaria, y no como pasa en muchos municipios, que se discute hacia adentro y no se escucha a la gente”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada